Jorge Daniel Taillant es fundador de CEDHA y dirige su trabajo en glaciares y minería

Esta entrada también está disponible en: Inglés

publicado originalmente en inglés en: https://ohchr.org/EN/NewsEvents/Pages/DisplayNews.aspx?NewsID=25003&LangID=E
[traducción no oficial por CEDHA]

GINEBRA  (17 septiembre 2019) – En vísperas a la Cumbre Climática a realizarse en Nueva York el 23 de septiembre, expertos de Naciones Unidas llaman a finalizar la adicción social a energías fósiles. 

La quema de carbón, el petróleo y el gas producen la mayor parte de los gases de efecto invernadero causado por el hombre, resultando en la emergencia climática global que pone en peligro a los derechos humanos en todas las regiones del planeta.

Veintisiete años después de que todos los Estados se comprometieran a abordar el cambio climático mediante la Convención Marco sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas, el porcentaje de las energías mundiales que derivan de combustibles fósiles sigue igual en el 81%. Desde 1990, el consumo de energía ha crecido el 57%, con el consumo de carbón subiendo el 68%, el consumo del petróleo subiendo el 36% y el uso del gas natural incrementando el 82%. 

El cambio climático está causando eventos climáticos extremos con más frecuencia, más intensidad y de más larga duración. También derrite glaciares y los campos de hielo, sube el nivel del mar, incrementa las marejadas, causa la intromisión del agua salada, genera la acidificación del mar y cambios en los patrones de precipitación, inundaciones, olas de calor, sequías, fuegos, incrementos en la contaminación atmosférica, causa desertificación y faltante de agua, y la destrucción de ecosistemas, y también la pérdida de biodiversidad y la propagación de enfermedades portadas por el agua y por vectores.  

Entre los derechos humanos amenazados y violados por el cambio climático están el derecho a la vida, a la salud, a la alimentación, al agua y saneamiento, al ambiente sano, a un estándar de vida adecuado, a la vivienda, a la propiedad, a la auto-determinación, al desarrollo y a la cultura. 

Mientras que las energías fósiles han contribuido enormemente a la prosperidad económica, los costos sociales y ambientales de su uso son asombrosos.  Millones de personas mueren prematuramente cada año debido a la contaminación atmosférica, mientras que miles de millones son afectados adversamente por el cambio del clima del planeta. 

En su último informe, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático indica que contener el calentamiento global a 1.5°C requeriría cambios rápidos y sin precedentes y de largo alcance en todos los aspectos de la sociedad. Para lograr la meta de contención de 1.5°C que propone el Acuerdo de Paris y  para limitar el daño a los derechos humanos, se deben tomar e implementar acciones urgentes y efectivas para reducir los gases de efecto invernadero en 45% al 2030, eliminar la quema descontrolada de energías fósiles a la mitad del siglo y revertir la taza de deforestación.

Adicionalmente, los conocimientos de los pueblos indígenas pueden ser claves para mermar el cambio climático: su conocimiento ancestral y su liderazgo, que han mantenido a muchos de los bosques, biodiversidad y otros recursos naturales de la humanidad, deben ser preservados. Es crucial que los derechos de los pueblos indígenas sean respetados, incluyendo su derecho a participar libre y plenamente en la formulación de decisiones sobre políticas públicas, particularmente con respecto a proyectos hidroeléctricos, eólicos u otros que puedan desarrollarse en sus territorios, con el objetivo de reducir la dependencia sobre energías fósiles.      

Empoderar y proteger a las poblaciones vulnerables requiere  al menos us$100 mil millones en financiamiento para la adaptación para asistir a países de bajos ingresos, y requiere establecer un nuevo fondo, financiado con impuestos a los viajes aéreos para apoyar a países islas a nivel del mar y a los países menos desarrollaros para que puedan abordar las pérdidas y daños causados por el cambio climático. Los países más ricos y los que más emiten deben liderar estos esfuerzos y aportar la mayor parte de este financiamiento. 

Cumplir con el Acuerdo de Paris y su meta del 1.5°C salvaría millones de vidas al año, y brindaría trillones de dólares en beneficios en salud y ambiente. Reemplazar a las energías fósiles con energías renovables, con el almacenamiento de energía, y con eficiencia energética, crearía oportunidades económicas sin precedentes. Se deben poner en práctica medidas para asegurar una transición justa, tales como la capacitación y oportunidades educacionales para trabajadores en industrias de carbon, petróleo y gas.   

Un clima segura es un elemento vital para el derecho a un ambiente sano y es absolutamente esencial para la vida y el bienestar humano. En la actual emergencia climática, cumplir con los objetivos de respetar, proteger y realizar los derechos humanos podría ayudarnos a fomentar los  cambios transformadores que son urgentemente necesarios.  

 

* Expertos de Naciones Unidas, Sr. David. R. Boyd, Relator Especial sobre Derechos Humanos y Ambiente; Sra. Hilal Elver, Relator Especial sobre el Derechos al Agua; Sr. Léo Heller, Relator Especial sobre El Derecho al Aguay Saneamiento ; Sra. Victoria Tauli Corpuz, Relator Especial sobre Derechos de Pueblos Indígenas; Sra. Elżbieta Karska (Chairperson), Sr. Githu Muigai (Vice-Chairperson), Sr. Surya Deva, Sr. Dante Pesce, y Sra. Anita Ramasastry, Miembros del Grupo de Trabajo sobre Empresas Transnacionales y Otras Empresas; Sr. Saad Alfarargi, Relator Especial sobre el Derecho and Desarrollo; Sr. Dainius Pῡras, Relator Especial sobre la Salud Física y Mental; Sr. Philip ALSTON, Relator Especial sobre Pobreza Extrema y Derechos Humanos ; y Sra. Agnes Callamard, Relatora Especial sobre Ejecuciones Extrajudiciales, Sumarias o Arbitrarias.

Para más información: contactar: Sra. Alia El Khatib  (+41 79 444 4828 / aelkhatib@ohchr.org) o escribir a: srenvironment@ohchr.org

Para medios: al Sr. Jeremy Laurence, UN Human Rights – Media Unit (+ 41 22 917 9383 / jlaurence@ohchr.org)

Twitter @UN_SPExperts.

Tag y compartir – Twitter: @WGBizHRs@UN_SPExperts @UNHumanRights