Jorge Daniel Taillant es fundador de CEDHA y dirige su trabajo en glaciares y minería

Esta entrada también está disponible en: Inglés

del Comunicado de IGSD: (link al comunicado original)

14 septiembre 2017, Nueva York –  Dos nuevos estudios publicados hoy establecen que encuentran que aun es posible limitar el aumento de la temperatura a nivel global a menos de 2 grados centígrados por encima de niveles pre-industriales, tal como se han comprometido los líderes del mundo en el marco del Acuerdo de Paris. Sin embargo, para lograrlo es preciso de inmediato implementar tres estrategias de enfriamiento: la descarbonización del sistema mundial energético antes de mediados de siglo; la reducción de emisiones de super contaminantes climáticos de corta vida tales como HFCs, metano y carbón negro antes del año 2020; y la extracción de carbono atmosférico, lo que será necesario si las emisiones de CO2 luego de alcanzar su pico no comienzan a bajar a partir del año 2020.  

Estas son las conclusiones de dos informes paralelos publicados el 14 de septiembre durante la Semana del Clima de Naciones Unidas. El informe, que lleva el titulo,  Well Under 2 Degrees Celsius: Fast Action Policies to Protect People and the Planet from Extreme Climate Change, (traducción: Bien por debajo de los 2 grados centígrados: Acciones rápidas para proteger a las personas y al planeta de cambios climáticos extremos), fue realizado por 33 expertos prominentes en política pública y científicos, y el artículo científico complementario Well Below 2°C: Mitigation strategies for avoiding dangerous to catastrophic climate changes (traducción: Bien por debajo de los 2 grados centígrados: Estrategias de mitigación para evitar cambios climáticos peligrosos a catastróficos) de co-autoría por Xu y Ramanathan, que fue publicado en The National Proceedings of the Academy of Science (PNAS) en los Estados Unidos, describen tres estrategias basadas en la ciencia, y palancas desde la política pública, que podrían limitar el calentamiento global bien por debajo de los 2 grados centígrados.  

Si no logramos tomar acciones rápidas y agresivas las poblaciones del mundo y también muchas especies terrestres podrían enfrentar amenazas existenciales. Esta es la primera vez que un informe científico elaborado por expertos científicos climáticos concluye que la falta de acciones ante el avance del cambio climático, presentan una amenaza existencial para para la humanidad. 

“Este informe nos ilumina sobre la amenaza existencial que el cambio climático representa para toda la humanidad”, dijo el Gobernador de California, Edmund G. Brown Jr. “Los científicos tienen muchas ideas sobre como reducir emisiones, pero todos concuerdan sobre la urgencia de tomar acciones fuertes y decisivas para remover el carbon de nuestras economías”.  

“El mundo ha emitido de manera acumulada, 2,2 trillones de toneladas de CO2  a la fecha, y quienes elaboran políticas públicas han presumido previamente que podíamos emitir hasta 3,7 trillones de toneladas y permanecer por debajo de los niveles peligrosos. Demostramos en este informe, sin embargo, que hay una probabilidad en 20 que emisiones por encima del nivel actual de 2,2 trillones de toneladas, represente riesgos catastróficos y hasta existenciales. Esto podría incluir la exposición a un estrés de calor mortífero para 7 mil millones de habitantes del planeta; 2,5 mil millones de personas podrían sufrir el impacto de virus tales como el Zika y el Chikungunya; y se podrían exponer hasta 20% de las especies del planeta a riesgos de extinción”, dijo el profesor V. Ramanathan, quien preside y lideró la publicación del informe, junto al Premio Nobel Mario Molina, y Durwood Zaelke, Presidente de IGSD. Ramanathan también es autor del estudio paralelo publicado en el PNAS. “Para ponerlo en perspectiva, cuantos de nosotros optaría por subir a nuestros nietos a un avión, sabiendo que tiene una chance en 20 que el avión se estrellaría? Con una tendencia de cambio climático que representa riesgos existenciales, ya hemos ubicados a nuestros nietos en esos aviones. La buena noticia es que los estudios científicos también nos están diciendo que estamos a tiempo de evitar estos impactos catastróficos.”    

“El cambio climático es un problema urgente que requiere soluciones urgentes”, dijo Mario Molina, Premio Novel y co-presidente de la elaboración del informe. “Tenemos menos de una década para poner en marcha estas soluciones alrededor del mundo para preservar a la naturaleza y a la calidad de vida de las generaciones futuras. hay que accionar ahora”.  

Accionar la primer palanca para reducir drásticamente las emisiones de contaminantes climatices de corta vida (CCCVs), evitaría a partir de ahora, y hasta el 2100, un calentamiento del orden de los 1,2 grados centígrados. La palanca de los CCCVs es esencial para frenar el calentamiento a corto plazo y puede ser implementado hoy con tecnologías ya existentes, y en muchos casos con leyes y por medio de instituciones que ya existen, tales como la rebaja programada de HFCs establecida por el Protocolo de Montreal, como resultado de la reciente enmienda lograda por el Acuerdo de Kigali en el año 2016.

La segunda palanca, para lograr la neutralidad del carbón, implica la descarbonización del sistema energético global al año 2050, mediante la introducción de energías renovables y por medio de mejoras en la intensidad energética. La máxima reducción de calentamiento factible sería de 2,8 grados centígrados al año 2100. Si, además logramos incidir en contener la curva de emisiones de CCCVs, si logramos maximizar las emisiones de CO2 al año 2020, y si llegáramos au nivel zero de emisiones al 2050, los autores indican que hay menos del 20% de probabilidad de que superemos los 2 grados centígrados.   

Romina Picolotti una de las autoras del informe explica, “La tercer palanca, la extracción del carbón atmosférico, se agrega como un seguro ante cualquier sorpresa que puede ocurrir debido a problemas de indole político, a problemas en demoras en la implementación de acciones de mitigación, y por cualquier efecto que pudiera ocurrir de indole no-linear de la tendencia del cambio del clima. Si las emisiones de CO2 y de CCCVs empieza a decrecer al año 2020, y si se logra la neutralidad de carbón al 2050, la cantidad de carbón que tendremos que remover del ambiente es prácticamente insignificante. Sin embargo, si las emisiones de CO2 continúar su rumbo al 2030, tal como parece ser la tendencia, deberemos remover un monto colosal de carbón estimado en un trillón de toneladas.” 

Figura 1. Adaptada de  Supporting Information Table S1: The contribution of individual mitigation measures to the warming in the 21st century (Xu & Ramanathan, 2017).

Sin embargo, la plena implementación de la estrategia de las tres palancas, requiere una movilización global de recursos tecnológicos y financieros. El informe recientemente publicado describe diez soluciones escalablesres para la economía y para la sociedad global, para que se logre una rápida reducción en emisiones de contaminantes climáticos de corta vida al año 2030, una neutralidad de carbón y una estabilidad climática al año 2050.     

“Estos informes nos demuestran en rasgos preocupantes que lo que haremos en los
próximos 15 a 20 años determinará el estado del mundo para los próximos varios
siglos, si no varios milenios, y no será algo muy lindolas perspectivas no son buenas si no trabajamos cuidadosamente a conciencia y con un plan claro. Este informe es el plan”armamos nuestro juego cuidadosamente hoy”, dijo Durwood Zaelke, Presidente de
IGSD y uno de los tres coordinadores del informe.

Los riesgos existenciales que el mundo enfrenta sin una mitigación agresiva más allá de los compromisos asumidos bajo el Acuerdo de Paris, deberían inspirar a la humanidad a reaccionar con una urgencia sin precedentes, según los autores. Ante la ausencia de una mitigación rápida y agresiva, el mundo se enfrenta a puntos de no-retorno del clima que son no-lineares y que pueden llevarnos a impactos en cascada que son auto-reproducentes. Esto puede incluir el retorno retroceso definitivo del albedo del hielo y la nieve de hielo Artico que esta en proceso de retroceso; puede implicar el derretimiento de los glaciares de las Himalayas y del Tibet producto de contaminantes climáaticoes tales como el carbón negro (el hollín);; puede implicar el retroceso de sistemas de nubes extra-tropicales que protegen a nuestro planeta del calentamiento global al reflejar colosales cantidades de luz solar al espacio; puede implicar la liberación de metano y COdel derretimiento del permafrost; y reducir la absorción del carbón por océanos más cálidos. Estos cambios abruptos, o “comodines del clima”, son irreversibles en términos temporales humanos, y crearían disturbios notables a nuestros sistemas climáticos, condenando al mundo a un calentamiento global más severo de lo que venimos proyectando. 

Los estudios señalan que la factibilidad de acciones rápidas y agresivas orientadas en la estrategia de tres palancas, implementadas mediante 10 soluciones, es apoyada por numerosos laboratorios mas de 53en ciudades que han actuado como laboratorios de implementación. Tales como Estocolmo, oa a nivel subnacional en estados significantes como California, cuya economía representa la sexta del mundo. Estas jurisdicciones ya se han embarcado en acciones de mitigación tales como la reducción del 40% de sus emisiones de CO2 al año 2030 y del 50% al 80% de reducciones de CCCVs.  

Las curvas de emisiones de CO2 en los EE.UU y Europa, ya se están modificando desde el 2005. La multitud de ejemplos de nuestro pasado reciente, lo que se describe con detalle en el informe, presenta casos esperanzadoress que demuestran la habilidad de la humanidad de movilizarse para lograr objetivos ambientales colectivos.

La buena noticia es que en los dos estudios publicados, se identifican soluciones prácticas que ya existen y que pueden ser llevadas a escala para lograr beneficios
climáticos durante las proximas venideras décadas que son claves, poniendo al mundo en un sendero para lograr los objetivos a largo plazo establecidos por el Acuerdo de Paris, conjuntamente con los objetivos de desarrollo sustentable de corto plazo.    

“Si bien el tiempo es corto, podemos evitar los riesgos catastróficos y existenciales, aunque debemos estar preparados para acelerar la implementación a escala dea estas estrategias, como si fuera una guerra a pie”, dijo Durwood Zaelke.

Romina Picolotti, Co-fundadora del CEDHA, y miembro del directorio actual, es uno de los expertos del Comité de Redacción del informe. 

link al informe:
http://center-hre.org/wp-content/uploads/Well-Under-2-Degrees-Celsius-Report-2017.pdf