Jorge Daniel Taillant es fundador de CEDHA y dirige su trabajo en glaciares y minería

Esta entrada también está disponible en: Inglés

Septiembre 9, 2016– Distrito Federal de México. Con un ambicioso objetivo de reducir emisiones de metano por 40 a 45% por debajo de niveles de 2012 antes del 2025, el Gobierno de México fue anfitrión en su capital para intercambiar experiencias en Canadá y en los Estados Unidos, y para explorar maneras de reducir emanaciones fugitivas de metano de su sector de gas y petróleo.

Representantes de agencias reguladoras de America del Norte, incluyendo de los estados de California, Colorado y Alberta Canadá, de agencias gubernamentales Mexicanas entre estas la Secretaria de Energía (SENER), el Ministerio de Ambiente y de agencias reguladoras tales como la ASEA, y también organizaciones de la sociedad civil de México y los Estados Unidos, se reunieron en la sede del SENER para compartir ideas sobre maneras de reducir drásticamente el venteo y la quema de gas metano, en consonancia con los recientes acuerdos tripartitos entre México, Estados Unidos y Canadá de abordar el cambio climático mediante la reducción de emisiones de metano.

Drew Nelson, del Environmental Defense Fund, participó del evento y resaltó que el metano representa la generación de 84 veces más calor que el CO2 y que su emisión es responsable por hasta un 25% del calentamiento global que se está evidenciando a nivel mundial. El sector de gas y petróleo es la mayor fuente de contaminación en este sentido. Nelson agregó que “hay formas comprobadas que  son costo-efectivas para reducir emisiones de metano. Todo existe en el presente para que podamos lograr estas reducciones.” México, Estados Unidos y Canadá ocupan tres de los más altos ranking a nivel mundial en estas emisiones, y consisten entre ellos en un 20% de las emisiones mundiales. Una reducción de 45% en sus emisiones de metano, tal como se planifica al 2025 según el reciente acuerdo, representaría una reducción de un 10% de las emisiones mundiales, equivalente a la salida de unas 1,000 usinas de energía a base de carbón.

Representantes de los tres países están de acuerdo que el abordaje del gas metano fugitivo del sector de gas y petróleo es probablemente uno de los métodos mas rápidos, mas eficientes y mas económicos para que los gobiernos aborden exitosamente al cambio climático, y que puedan cumplir con sus compromisos internacionales y con sus metas en reducción de emisiones.  Carlos Mena, del Centro Mario Molina de México indicó que la reducción del metano es probablemente la manera mas rápida para que México pueda lograr sus objetivos en materia de cambio climático. Es barato, es rápido, y es factible. También indicó que los beneficios económicos de las reducciones de metano son mayores al costo de su mitigación, lo que incentiva al sector privado de realizar las inversiones necesarias para lograr estas reducciones.

Entre los temas de debate durante el taller, se presentaron experiencias en Norte América para introducir legislación, regulaciones sectoriales, identificación de fuentes claves de emisiones, introducción de tecnologías para contener emisiones, y también la introducción de regulaciones afines al sector, sistemas de monitoreo, y guías para el sector público y privado en materia de métodos y técnicas para la reducción de emisiones de metano. Algunos de las potenciales acciones que han sido comprobadas con éxito y que podrían ser implementadas en México en las operaciones actuales y futuras petroleras incluyen dispositivos para la detección de emisiones fugitivas de metano utilizando cámaras infrarrojas, el mejoramiento de juntas en maquinaria, la eliminación de válvulas de presión con utilización de metano, la captura de metano fugitivo, la re-inyección y re-utilización y la eliminación del venteo. México está actualmente desarrollando una estrategia a mediano y largo plazo para reducir los contaminantes climáticos de corta vida (SLCPs, por su sigla en ingles), tales como el metano, los HFCs, el Carbon Negro y otros contaminantes de diversos sectores.

El taller fue apoyado por el Clean Air Task Force y el Center for Clean Air Policy. El Centro de Derechos Humanos y Ambiente (CHRE/CEDHA) fue uno de los mas de 60 participantes presentes en el taller, provenientes de los tres países Norteamericanos. El CHRE/CEDHA es miembro de la Coalición de Clima y Aire Limpio (CCAC) de las Naciones Unidas, y trabaja activamente en varias iniciativas que promueven políticas públicas y también iniciativas sectoriales para reducir contaminantes climáticos de corta vida tales como el metano y el carbón negro.

Para mas información : jdtaillant@gmail.com ; +1 415 713 2309